Los hombres más exitosos duermen con pijama

Dormir sin pijama, desnudo como mono, es como ligar sin antes asearse. Te hace menos atractivo y es lo más alejado de la comodidad que existe.

La ropa que se escoge para dormir debe ser igual o más importante de la que se lleva a la oficina o con la que se va al gimnasio. Un tercio de toda nuestra vida la dedicamos a dormir, por eso hacerlo de la mejor manera es un asunto de gran valor. 

Un hombre con estilo cuida hasta el más mínimo detalle de su apariencia, ponerse una buena pijama denota respeto por sí mismo y un gran interés por el aspecto físico. Los hombres más elegantes de la historia moderna han usado pijama. La costumbre nace en las familias más opulentas del Renacimiento, el sólo hecho de tener una tipo de ropa diferente para dormir era sinónimo de lujo y distinción.

Un referente afamado y envidiado que usó pijama hasta su último día al lado de mujeres hermosas fue Hugh Hefner, creador de PlayBoy. Tal vez la bata de seda no sea lo tuyo pero hay más opciones y en la variedad está el placer.

Podemos nombrar un centenar de hombres exitosos que usan pijama, ¿Crees que Zuckerberg, Federer, Elon Musk o Nicolás Maduro duermen en bóxer o con el uniforme viejo del campeonato de futbol de hace 5 años? Bueno, tal vez Maduro pero igual no es un referente de elegancia. Creemos más en los que saben que dormir bien es parte importante de sus rutinas de éxito.

Un factor indispensable para usar pijama es la higiene. Nuestra piel se renueva cada 2 o 4 semanas, las células muertas van a parar a las sabanas y al colchón. Usar pijama es una barrera importante para mantener la cama limpia.

Aquí van los mandamientos de Sutano & Mengano a la hora de usar pijama:

1. Lava la pijama una vez por semana. ¿Hay algo mejor que unas sábanas limpias? Sí, una pijama limpia. 

2. No salgas con la pijama a comprar el desayuno o a sacar el perro (por favor), no se ve bien.

3. Intenta llevar tu pijama cuando vayas a dormir fuera de casa, darás una buena impresión. 

4. Si el anterior mandamiento fue imposible de cumplir y quieres prescindir de una parte de la pijama, preferiblemente que sea la parte de arriba. 

5. Ten en tu closet un mínimo de dos pijamas y ojalá una tercera de más calidad para ocasiones especiales. 

Si aún no duermes con pijama o quieres cambiar las que tienes, haz clic acá y conoce todos nuestros diseños.